06 Feb, 2019

La certificación como instrumento de competitividad del sector

El potencial argentino es altísimo. Chile tiene una industria potente. Uruguay la desarrolló en 15 años. Brasil en los últimos 50 años. No hay razón para que Argentina no tenga una industria de alto nivel, muy productiva y muy moderna. Exportadora y sustentable. Lleva mucho trabajo pero hay que debatir y ver cómo se puede hacer una industria responsable y que sea vista así por el mercado”.

Con esta afirmación, Joseph Milewsky, Especialista Sectorial, del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), cerró el Taller “La certificación como instrumento de competitividad del sector forestoindustrial en Argentina”.

La actividad se realizó el 30 de octubre pasado (jornada completa), en el Auditorio INTAL, en la Ciudad de Buenos Aires, y estuvo organizada por el BID, contando con la colaboración de PEFC Argentina.

La cetificación de Gestión Forestal sostenible y la trazabilidad de los productos a través de una cadena de custodia certificada son una forma efectiva de vincular a los usuarios de toda la cadena de valor con el desarrollo sostenible, incluso en aquellas organizaciones cuyo negocio principal no está vinculado con el bosque.

Esta vinculación garantiza el cumplimiento de requisitos públicos y privados, nacionales e internacionales, que limitan o favorecen cada vez en mayor medida el acceso a negocios o a condiciones favorables de comercialización y de financiamiento.

El taller que tuvo como objetivo demostrar que la certificación forestal es un instrumento de competitividad, abarcó cuatro ejes temáticos:

-La sustentabilidad como diferencial competitivo para todas las empresas.

-Requisitos de sustentabilidad en los instrumentos financieros.

-El aporte de la certificación a las cadenas de abastecimiento de los productos de base forestal.

-Demandas de los mercados globales.

Los distintos paneles contaron con la participación de expositores internacionales y locales de organizaciones como SFI – PEFC Estados Unidos y Canadá; Suzano Celulosa y Papel – Brasil; Banco Galicia; Grupo Arcor; y Bolsa del Clima de Chile.

Area con gran potencial de inversión

El Gobierno Nacional identifica a la cadena foresto industrial como una de las áreas con gran potencial de inversión, señaló Guillermo Bernaudo, secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación.

Describiendo la situación actual de la forestoindustria a nivel mundial, Bernaudo explicó que la demanda global de productos forestales está creciendo, tanto por el desarrollo del sudeste asiático como por el reemplazo de productos renovables sobre productos fósiles. “Es una alternativa clave en Argentina para suplir el déficit habitacional de una manera competitiva, rápida, con capacitación, empleo calificado y con mucho arraigo local. Es otra de las líneas donde la industria forestal derrama al resto de la economía.´´.

Bernaudo explicó que la secretaría de Gobierno de Agroindustria, anteriormente con apoyo del Banco Mundial y ahora el apoyo del BID, a través de su programa de sustentabilidad y competitividad forestal, tiene varias líneas de trabajo que son de especial interés. ‘’Se ha trabajado en la construcción y equipamiento de diez centros de capacitación. Se han capacitado más de 1200 operarios y mandos medios en temas forestales, y un plan de capacitación de 1100 operarios en temas de construcción con madera. Se recibe del BID apoyo para certificación forestal; varios proyectos de innovación, desarrollo genético’’.

La sostenibilidad no es una traba sino una oportunidad y una posibilidad de marca, afirmó el funcionario. Y dijo que ‘’las zonas de más rápida forestación como el NEA, son los ambientes naturales donde el buen manejo y las buenas normas pueden permitir asociar esta idea de desarrollo económico y sostenibilidad como nos piden los mercados y como se pueden convertir en un potencial de competitividad, de marca, de prestigio. Es una forma de agregar valor’’, concluyó Bernaudo.

La sustentabilidad es una expectativa local, nacional y global

En SFI hacemos cuatro cosas: creamos estándares; elevamos el valor de conservación de los bosques a través de investigación y subsidios; hacemos proyectos comunitarios; y tenemos un programa educativo; dijo Kathy Abusow, presidente y CEO de Sustainable Forestry Iniciative Inc. en Canadá

´’Creemos que los bosques bien gestionados son la respuesta para muchos problemas locales, nacionales y globales´´, señalóAbusow y manifestó que se pueden tener oportunidades en turismo, gestionar la biodiversidad, crear “trabajos verdes” y sostenibles, promover fuentes renovables, y ofrecer productos de calidad que capturen carbono de fuentes renovables que mejoren la calidad de vida.

La experta explicó que en SFI crearon tres estándares. Uno de manejo sostenible de bosques, que está apoyado por PEFC. Es una empresa global que hace de paraguas. Y también tienen una serie de estándares de custodia desde el bosque al consumidor. ‘’Es como un banco. Se certifica lo que está reciclado y hacemos la trazabilidad del flujo´´.

Más adelante dijo que el estándar de origen de sigla, se estableció para muchos productores pequeños que no pueden pagar la certificación pero quieren participar en el mercado. Este estándar pone el costo, la responsabilidad y la auditoría en el fabricante. ´´Nuestros productos en América del Norte están siendo enviados a 140 países en todo el mundo. Buscamos ser parte de una familia global y eso lo que PEFC está haciendo y por eso PEFC Argentina es un actor importante en esta conversación’’.

Entre los datos que aportó Abusow detalló que del bosque mundial el 11% está certificado pero, alrededor del 35% de la producción mundial (un tercio de la madera en rollo) en general no están certificados. Ese 11% se encuentra en contextos más comerciales, que brindan entre el 25% y el 30% de los productos mundiales.

La certificación es cada vez más visible – señaló Abusow – ´´hace 10 años queríamos saber si los consumidores se preocupaban sobre la gestión forestal sostenible, si entendían qué era la certificación y qué significaba. Hicimos una encuesta a 20.000 consumidores y teníamos un reconocimiento del 4%, hoy llegamos al 40%. Estamos arribando a una nueva era donde los consumidores esperan la sostenibilidad. Las grandes empresas tienen puesta gran expectativa en esto. Hace una década aprobábamos 50 solicitudes para colocar el sello SFI´´.

Refiriéndose a la importancia de la certificación para exportar, Abusow dijo que han implementado un nuevo programa para apoyar a la familia de PEFC por el cual un producto certificado con cadena de custodia PEFC de Argentina, Chile u otro país, ahora puede usar el sello SFI. Hay un logo global y tiene una cadena de custodia global.

La CEO hizo mención especial a una tendencia en la construcción que se viene extendiendo en todo el mundo. Los arquitectos están dejando de pensar en el hormigón y el hierro y cada vez más están usando madera en estructuras, pisos, molduras, están haciendo casas y hoteles directamente en madera, lo que requiere innovación en los códigos de construcción, en las provincias, en los estados. ´´Hay más demanda de madera pero solo si proviene de bosques bien gestionados. La certificación es la forma más fácil de que los arquitectos consideren esto. En nuestro laboratorio se hizo un ensayo con el Consejo de Construcción Verde. Este proyecto va a poder estar disponible en 2019 y hará posible que un arquitecto que construya en cualquier parte del mundo, va a saber dónde encontrar la madera certificada´´.

Según Abusow otras de las oportunidades para productos de madera está en embalajes y packaging porque tanto los vendedores como los compradores son conscientes que el plástico en el océano que es muy malo para la biodiversidad. ´´Es un reto importante, es un mercado que usaba mucho plástico y ahora se está abriendo a recursos renovables como el papel. Pero recuerden: el motivo por el cual están cambiando es porque se preocupan por el medioambiente. No van a comprar su producto si no saben que está bien gestionado y certificado´´.

En el final hizo mención a la educación. ´´Hace un año SFI hizo un programa de educación ambiental para garantizar que la próxima generación esté familiarizada en matemática, ciencia, recreación y todo el ambiente a través del bosque. Trabajamos con niños pequeños, hicimos actividades extracurriculares, capacitación con los docentes. Estamos formando la próxima generación de líderes forestales. Gente que entienda que la buena gestión de los bosques es muy importante a nivel internacional y nacional también. Muchas voces en el mundo de hoy están empezando a participar en este proyecto que ahora están adaptando al español para poder trabajar en los marcos nacionales a nivel estatal y a nivel municipal´´.

Hay que trabajar muy cerca de las empresas y darles soluciones

Según Aldo Cerdá, CEO SCX – Bolsa de Clima de Chile, una de las iniciativas que se han hecho en el contexto de las principales fábricas y negocios en Chile fue desarrollar un índice de sustentabilidad corporativo en base a las 18 iniciativas y rankings que existen en el ámbito internacional. ´´En la primera medición ninguna empresa logró pasar el umbral mínimo. Entre las variables más relevantes de la sustentabilidad hay tres dimensiones: social, ambiental y económica. Una de las cosas que está pasando es que las empresas están utilizando los criterios de desarrollo sostenible para ir definiendo sus metas, esto no pasaba hace un par de años atrás´´.

Cerdá relató que en Chile se concentran mucho en el tema de construcción. ´´Nuestra lógica ha sido tratar de cambiar la percepción de que la madera es un material de uso inferior. Lo que nos ha dado un impulso es la industrialización, que permite resolver muchos de estos problemas, como en el caso de China que es un gran demandante de productos de madera pero también de soluciones constructivas no industrializadas´´. En Chile este tipo de viviendas, incluyendo transporte y construcción, es un cuarto de huella de carbono que una de construcción húmeda o tradicional. ´´Por lo tanto una de nuestras estrategias es salir de la lógica confortable de que el bosque es un sumidero de CO2 y avanzar en la cadena de valor para demostrar estos valores al consumidor final´´, dijo Cerdá.

´´Los arquitectos quieren madera. los diseñadores también, hay una tendencia masiva de aceptación. Por lo tanto, todos los programas de innovación para diseño y nuevas soluciones, acometen todo el ecosistema de emprendimiento e innovación de los países. Es un ciclo muy moderno y muy nuevo, con mucha energía, que nosotros tenemos que aprovechar´´.

Cerdá mencionó un estudio que hizo PEFC  en 11 países desarrollados para ver cuál es la sensibilidad de los distintos tipos de consumidores respecto al uso de sellos. ´´La conclusión del estudio es bien interesante. Uno, que la gente reconoce muy buen nivel de importancia y le presta atención a temas como el cambio climático. Está al mismo nivel que los temas de contaminación local. Lo segundo tiene que ver con que la gente siente que son las compañías las que tienen que hacerse cargo del problema y no el Estado con sus regulaciones. Por lo tanto, es un llamado a la acción al mundo corporativo´´.

La importancia de la sostenibilidad para Argentina

Sostenibilidad. ¿Por qué es un valor la sostenibilidad? ¿Por qué vamos a vincular la sostenibilidad con los negocios? Comenzó diciendo Florencia Chavat, directora Ejecutiva de PEFC Argentina. ´´Dado el contexto global y local, las empresas están cambiando su manera de hacer los negocios para dar una buena respuesta a las expectativas. A las expectativas de la sociedad, a la cual van apuntando sus bienes y servicios. También a las expectativas de quienes toman las decisiones en las organizaciones, que tienen que hacer mejores negocios y a de los accionistas de esas compañías. Una forma de hacer esos buenos negocios es lograr un modelo sostenible´´.

Chavat afirmó que los ODS representan ´´para nosotros y para las organizaciones unas directrices y una buena forma de guiar nuestras acciones de negocios. Esas acciones dan respuesta a las expectativas y generan oportunidades´´. En esa línea mencionó que hay estudios que dicen que en los próximos 20 años, dos billones de dólares van a ser destinados al cumplimiento de estas metas globales y definidas por el consenso de todas las partes. La sociedad, las empresas y también las organizaciones internacionales.

Desde 2010 Argentina integra la alianza PEFC. En 2014 el Sistema Argentino de Certificación Forestal construido localmente obtuvo su reconocimiento internacional, después de 9 meses de evaluación. Esto permite que una empresa certificada PEFC en el bosque o en la industria tenga reconocimiento global y que cualquier organización o consumidor final que compre un producto, o que decida definir una política de abastecimiento que implique la compra de productos PEFC, está garantizado por esa alianza global que conforman 49 países. ´´Esa alianza le sirve a tu empresa, tu organización o al Estado para demostrar el cumplimiento o el camino al cumplimiento de esos objetivos de desarrollo sostenible´´, concluyó Chavat.

Los bancos cada vez exigen más requisitos ambientales

´´El sistema de gestión ambiental en Banco Galicia hace muchos años que se viene implementando. Gestionamos dos tipos de riesgo. Los directos que genera el Banco, y los indirectos relacionados con los créditos donde se analizan el potencial impacto que puede generar un proyecto que financiamos´´, dijo Laura Schiavone, Analista Sectorial y Ambiental del Banco Galicia.

Según explicó, desde 2007 el banco está adherido a los Principios de Ecuador, que es un marco de referencia en el cual se analizan y se gestionan riesgos ambientales de proyectos grandes. ´´Hace dos semanas se hizo la reunión anual de Principios de Ecuador y de la IFC en Washington donde participaron aproximadamente 60 bancos, entre ellos, Standard Bank, HSBC, City Blue, City Morgan, Wells Fargo, KAISA, FMO. Se habló de impactos ambientales y sociales que van en línea con el concepto internacional: cambio climático, derechos humanos, biodiversidad. La idea es ver cada proyecto cuánto emite de GEI, qué está haciendo para solventar el consumo de agua y energía, y cómo se podrían medir los posibles impactos que puede generar el cambio climático en el proyecto o en la actividad del cliente´´.

Hace cuatro meses el Galicia fue el primer banco en lanzar el Bono Verde, destinado a financiar proyectos de energías renovables o eficiencia energética, y también otros sistemas como tratamiento de efluentes o cualquier sistema que se incorpore a la empresa que implique una disminución del consumo de agua, tratamiento de gases. Son proyectos a largo plazo (siete años) a tasa fija en dólares. Hay varios proyectos de biomasa ubicados en el norte. Además la línea cubre proyectos para la industria maderera y toda la cadena foresto industrial.

´´Se controla mucho el origen de la madera, además que no provengan de cambio de uso de suelo porque implica una pérdida de carbono en el suelo, entonces esos proyectos están excluidos. También se contemplan proyectos de residuos de la industria maderera, como así también forestación de pino y eucalipto´´, dijo Schiavone. Y agregó, que si el proyecto cuenta con una certificación de toda su cadena de custodia, ´´para nosotros es más fácil financiarlo y va a salir mucho más rápido´´.

La certificación hace a la competitividad

A partir del año 2016 nació BID Invest que es similar a la Corporación Financiera Internacional del Banco Mundial. En esa transformación ha cambiado la política del sector privado, que se ha acercado mucho a la actual política del CFI, remarcó Ricardo Torres, Environmental, Social and Governance Safeguard Lead officer del BID Invest.

Torres resaltó la importancia que tienen los esquemas de certificación, que en este caso es de la industria forestal pero que también existe en otros que ayudan en la financiación de proyectos de Agro Business. El BID Invest aplica las normas de desempeño de la CFI, o los denominados Performance Standards. ´´Son ocho normas. La número uno es la central, requiere que nuestro cliente prepare e implemente un sistema de gestión, que está basado en la filosofía de las Normas ISO. No quiere decir que tenga que ser certificable pero nosotros requerimos que el cliente instaure un sistema dependiendo del tamaño de la inversión. Un sistema básico o un sistema sofisticado de gestión´´.

Entre los beneficios de la certificación está ´´la competitividad, que es la consolidación de mercados, la licencia social, el aumento de la financiabilidad, el mejoramiento de la imagen de la empresa´´, argumentó Torres, enumerando que para certificaciones de medioambiente, ´´tenemos la certificación de bosques, de la biodiversidad, del agua y del suelo. La conservación de servicios ecosistémicos, el mejoramiento del clima´´.

Por Roberto Luis Minoli

 

Fuente: http://asorarevista.com.ar/noticias-blog/414-la-certificacion-como-instrumento-de-competitividad-del-sector

Trackback URL: https://corrientesexporta.gov.ar/wp-trackback.php?p=3248